Pérdida de Maleta

Es importante distinguir entre equipaje:

  1. Facturado: en cuyo caso la compañía aérea es responsable en los casos de destrucción, retraso, pérdida o avería del equipaje siempre que los mismos se hayan producido durante el tiempo en el que la misma se encontraba custodiándolo.
  2. No facturado: en referencia a objetos personales de los pasajeros o enseres o equipaje de mano que lleven en cabina, en cuyo caso la compañía responderá por los daños siempre que hayan sido causados por culpa de la compañía o por alguno de sus agentes o dependientes.

La responsabilidad del transportista, en los casos de destrucción, pérdida, avería o retraso en la entrega del equipaje, se encuentra limitada a los 1.131 DEG (Derchos Especiales de Giro), que corresponden aproximadamente a 1400 euros, salvo que en el momento de proceder a la facturación del equipaje el pasajero haya realizado una declaración especial del valor del equipaje y haya abonado una suma suplementaria, en cuyo caso tendrá derecho a un importe superior, si procediese.

En caso de daños, retrasos, pérdidas o destrucción del equipaje, el pasajero debe ponerlo en conocimiento de la compañía de manera inmediata y antes de abandonar el aeropuerto. Se recomienda que el pasajero presente el informe de Irregularidad de Equipaje (P.I.R.) en el mostrador de la compañía o bien ante AENA.

En el caso de que el retraso en la entrega del equipaje se demore más de 21 días el equipaje se considerará perdido.

NORMATIVA APLICABLE.